fbpx

Como todos los grandes inventos, Yampi empezó con una necesidad y una idea para solucionarla. Para Oscar Arango y Gabriel Andrade, fundadores de Yampi, arrendar y administrar sus propiedades era un proceso tedioso, complejo y costoso, además, implicaba tiempo en papeleos y desplazamientos. Fue entonces cuando decidieron crear una plataforma digital que, no sólo resolviera sus necesidades inmobiliarias y del hogar, sino que también rentabilizara las inversiones inmobiliarias y, al mismo tiempo, facilitara la experiencia de arrendamiento para los inquilinos.

“Decidimos hacer una encuesta con propietarios y arrendatarios para descubrir si era una inconformidad general o sólo de nosotros” explica Oscar Arango, fundador de Yampi. Luego de entrevistar a 182 propietarios y 156 inquilinos, “encontramos que alquilar no es un proceso satisfactorio, especialmente en la fase de contrato y de administración, debido a la gran cantidad de papeleo, procesos manuales y múltiples intermediarios, en las diferentes etapas del proceso. Además, los costos en el proceso del arriendo alcanzan su punto máximo en la fase de firma de contratos y seguros, donde es evidente la falta de soporte digital, el cual se enfoca, principalmente en la colocación de los inmuebles, es decir, en la búsqueda del inquilino, pero no en la administración de los alquileres, donde los propietarios buscan más apoyo”, concluye Arango.

Con esta aplicación, hoy en día, propietarios e inquilinos pueden realizar el proceso de alquiler de manera digital por medio de contratos digitales, la compra de pólizas y la gestión del inventario de la propiedad de manera virtual; además, los usuarios podrán realizar pagos automáticos y en línea, así como programar mantenimientos y arreglos del inmueble en cualquier momento y desde cualquier lugar, pues “toda la gestión de mantenimientos es automatizada, hay proveedores inscritos en la plataforma y cuando el inquilino tiene una solicitud o algún daño, simplemente entra a la aplicación, diligencia un formato y ésta lo lleva a los diferentes profesionales que se encargarán de atender ese requerimiento”, puntualiza Arango.

Al ser una plataforma digital, el propietario e inquilino pueden resolver sus necesidades desde su celular o computador, sin necesidad de papeleo, y encontrando todo en una sola plataforma. Esto conlleva a que la rentabilidad de los inmuebles sea mayor, gracias a la integración de intermediarios, lo cual contribuye a un menor costo de intermediación y eficiencias en los procesos que se trasladan al propietario. Por otro lado, la digitalización de los procesos permite una mayor transparencia, pues el propietario es notificado sobre todo lo que ocurre con su inmueble. “Esto no significa que el propietario tenga que hacer gestión, pues Yampi apoya con su tecnología durante todo el proceso. Lo que le permite es tener mayor conocimiento al propietario sobre lo que ocurre con su inmueble”, indica Arango.

“Todo lo anterior se ve representado en una mejor experiencia de usuario pues el proceso de arrendamiento es fácil, automatizado e intuitivo, se puede realizar desde cualquier lugar y lo puede hacer cualquier persona”, afirma Arango.

Leave a Reply